Muestra un poco de Su luz

Muestra un poco de Su luz

Cada vez que caminamos somos vistos, cada vez que comemos alguien nos ve. Sin duda, cuando nos tropezamos, alguien nos ve y, además, se ríe. No dudes que, en cuanto hacemos algo malo, también alguien nos ve.

Como hijos de Dios somos embajadores de su reino y como somos lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos, es la forma en que presentamos a Jesús a nuestros semejantes. ¿Qué van a decir de ti cuando fallezcas? Por esto debemos mejorar, estar renovándonos y pensar que cada pequeña acción puede ser muy valiosa para motivar a otros a acercarse a Jesús y conocerlo.

A lo largo de nuestra vida, con pocos o muchos años, conocemos a muchas personas y solo algunas de ellas han marcado nuestro carácter, lo que hacemos y cómo lo hacemos y nosotros también debemos aprovechar la oportunidad para aportar cosas positivas a alguien, si esto lo hacemos por nuestras fuerzas, con nuestro conocimiento o capacidad, no podremos llegar más allá, pero si nos dejamos usar por Dios es una gran oportunidad para ver cómo Dios influencia a través de ti a otra generación, ser testimonio del amor que el Señor nos quiere dar y solo espera a que nos acerquemos a Él.

Si tienes la oportunidad de influenciar a alguien para bien, hazlo. Crea sonrisas, motiva a la gente, empújalas hacia Dios.

Lucy y Vania – Liderazgo Adolescentes

close

Leave a Reply

Your email address will not be published.