¿Eres luz en el mundo?

¿Eres luz en el mundo?

Así nos lo ha mandado el Señor: Te he puesto por luz para las naciones, …a fin de que lleves mi salvación hasta los confines de la tierra”

Hechos 13:47 NVI

La creación de Dios en la tierra es hermosa, majestuosa y perfecta como todo lo que hace nuestro Padre celestial y su obra predilecta somos nosotros, los seres humanos.

Se considera como hijo de Dios a quien le ha recibido en su corazón, quien cree en su nombre y le aceptó como su único y suficiente Salvador y Señor; así, podemos afirmar que es un privilegio y una bendición ser hijos de Dios, pero también implica un compromiso porque tenemos una gran comisión: llevar su palabra de salvación hasta los confines de la tierra, es decir, compartir a otros que no le conocen sobre las buenas nuevas de salvación y el gran amor de Padre, pues su palabra nos brinda consuelo y fortaleza, aprendimos a tener gozo en cualquier circunstancia, cuando todo nos va bien y también a tener paz en medio de la tormenta al atravesar situaciones difíciles, aprendimos a descansar en la confianza de que el Señor está con nosotros y la gloria de su poder se manifestara para bien en nuestras vidas.

Jesús pidió que nos amemos unos a otros reflejando el amor del Padre a nuestros semejantes mediante buenas obras y ser luz en medio de las tinieblas llevando salvación a otros que no le conocen, a predicar con nuestras acciones, a poner en práctica nuestra fe porque la luz se creó para iluminar, para dar vida.

Y ¿tú como hijo de Dios, irradias luz en el medio que te desenvuelves?, ¿has predicado a otros de las buenas nuevas de salvación, de la paz y confianza en Dios cuando atraviesas circunstancias difíciles?, ¿has mostrado amor a otros cuando no te tratan con respeto hacia tu persona?, ¿has perdonado un trato injusto?, ¿has mostrado misericordia a otros en desventaja? Te invito a que reflexiones en ello.

14 Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse. 15 Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. 16 Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo. Mateo 5:14-16 NVI

Autor: Nila Meza Rodríguez

close

Leave a Reply

Your email address will not be published.